Aviso legal | cookies      Síguenos en

Parálisis Cerebral

Aspace04La Parálisis Cerebral (P.C.) es un término empleado para describir un grupo de trastornos que afectan al movimiento y la coordinación muscular. La definición de parálisis cerebral adoptada por la Confederación ASPACE (que agrupa a las principales entidades de atención a la Parálisis Cerebral de España) es la siguiente:

Un trastorno global de la persona consistente en un desorden permanente y no inmutable del tono, la postura y el movimiento, debido a una lesión no progresiva en el cerebro antes de que su desarrollo y crecimiento sean completos. Esta lesión puede generar la alteración de otras funciones superiores e interferir en el desarrollo del sistema nervioso central.

Los efectos de la parálisis cerebral varían de una persona a otra. Hay que evitar hacer comparaciones, porque cada circunstancia es diferente.
Dependiendo de qué áreas del cerebro han sido dañadas, se pueden producir las siguientes consecuencias en diferentes niveles:

  • Modificación del tono: Aumento del tono muscular o disminución.
  • Patrones posturales anormales.
  • Movimientos involuntarios.
  • Dificultad con las habilidades motoras básicas.
  • Dificultad con las habilidades motoras finas.
  • Percepción y sensación alterada.
  • Otras.

Todas estas circunstancias no implican que la persona no pueda tener sensibilidad, un nivel cognitivo normal, así como calidad de vida en sus actividades diarias.

La lesión cerebral no se puede curar, pero es muy importante que la persona  reciba una atención adecuada y se estimulen todas las áreas del desarrollo, además de la motora, especialmente aquellas que sufran las consecuencias de la lesión, entre las que destacan el área cognitiva, la comunicación, la alimentación, etc. y así fomentar y potenciar sus capacidades para lograr el mayor éxito en todas las actividades de la vida diaria, ser lo más autónoma posible y en consecuencia obtener la máxima calidad de vida.

Para estimular éstas áreas en los primeros meses y años hay profesionales especializados en los programas de “Atención Temprana”, ellos nos orientarán cómo mejorar la interacción con el niño, sus cuidados, etc. Posteriormente conviene confiar en los consejos del equipo multidisciplinar que conoce a la persona. Ellos darán las pautas de cuidado, manejo e interacción que se ajusten a las características de cada persona.

Causas

El daño cerebral  puede deberse a múltiples factores. Hay  que tener en cuenta que en un porcentaje de casos no se conoce la causa.

Estas son algunas de las causas conocidas:

  • Si el cerebro no se desarrolla de forma adecuada: La consecuencia es que el cerebro presenta malformaciones.
  • En los primeros meses de embarazo: La exposición de la madre a ciertas infecciones (rubeola, citomegalovirus, …)
  • Durante el parto: Falta de oxígeno del niño.
  • Tras el nacimiento: Cuando el niño tiene una infección (meningitis, …) en las primeras semanas de vida.
  • En los primeros años: Cuando el niño sufre accidentes que producen daños permanentes en el cerebro.
Free WordPress Themes, Free Android Games